Se buscan familias para acoger a menores

La crisis también afecta al acogimiento de menores en situación de riesgo o desamparo. El Gobierno de Aragón y la Asociación de Acogimientos Familiares de Aragón (ADAFA) hacen un llamamiento para buscar familias de acogida para los menores que se encuentran en una situación más vulnerable.

En Aragón, 260 menores viven en centros dependientes de la Comunidad Autónoma y 190 con familias de acogida. De los menores en acogimiento familiar, 79 están con su familia extensa (como abuelos o tíos), 37 con una familia ajena y 74 en acogimiento preadoptivo.

“No hay familias de acogida suficientes. Lamentablemente, hay muchos niños que viven en centros y podrían estar en un hogar familiar, si hubiera más familias disponibles. Últimamente, ha aumentado el número de peticiones de familias de acogida, por renuncias de los padres biológicos, retiradas de custodia o porque los padres piden ayuda directamente ante la situación de dificultad que están viviendo”, afirma Marta Vázquez, presidenta de ADAFA.

El acogimiento familiar no preadoptivo no es un programa de adopción. Son familias que acogen temporalmente a menores en riesgo o desamparo que deben ser separados temporalmente de sus padres. En la mayoría de los casos mantienen la relación con su familia biológica. Las situaciones son muy diversas: hay acogidas de unos pocos días y otras que se prolongan años.

Fuente: Heraldo Aragón

“Lo ideal es que cada niño crezca con su familia de origen. Nosotros somos un recurso temporal para ofrecer un hogar a los niños que no pueden estar con sus padres biológicos”, señala Marta, que lleva 12 años como madre de acogida. Por su casa han pasado 54 niños. Este verano tienen a una niña de 1 año con ellos.

La asociación está formada por un número estable de unas 125 familias socias. De estas, unas 40 tienen a menores acogidos o están en espera de un caso que se adecúe a sus características. “Hacen falta familias todo el año, no solo en verano. Recientemente hicimos una campaña para buscar nuevas familias y solo se acercó una. No sabemos si es por la crisis o porque todavía hay mucho desconocimiento sobre el acogimiento”, apunta Marta Vázquez.

ADAFA colabora con el Gobierno de Aragón desde 1998 en el desarrollo de este programa de acogimiento. El objetivo es proporcionar a los menores una vida normalizada dentro un ambiente familiar mientras sus padres se recuperan. Las familias acogedoras reciben una compensación económica, desde 320 euros al mes en adelante, que varía en función del número de niños acogidos (pueden ser grupos de hermanos) y sus necesidades específicas (si necesitan algunta atención especial sanitaria o educativa). Las familias interesadas realizan un curso de formación.

Hay tres tipos de acogimiento: los llamados de “urgencias”, para niños de 0 a 8 años,en los que lo ideal es que el tiempo de acogida ser inferior a 6 meses; “simple”, para un periodo inferior a dos años, y “permanente”, hasta que el menor cumple la mayoría de edad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies