Mil cien menores, bajo protección del Gobierno de Aragón

Uno de cada cinco aragoneses está en riesgo de pobreza o exclusión social y los menores sufren especialmente esta situación. El Gobierno de Aragón tiene bajo su protección a 1.099 niños y jóvenes en situaciones de riesgo o desamparo, un número que se mantiene estable en los últimos años. De estos, el 75% son españoles (800) y el resto, 299, extranjeros.

El objetivo del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) es mantener a los niños con sus padres o familia extensa (tíos, abuelos) siempre que sea posible. En los casos de desamparo o a petición de los padres, los menores salen del domicilio familiar. Cerca de 500 menores viven en centros o pisos tutelados, o con familias de acogida.

El IASS establece tres tipos de medidas. En los casos de declaración de riesgo, el menor sigue en el domicilio familiar pero los servicios sociales hacenun seguimiento especial. Los padres tienen la tutela. Los menores en guarda salen del domicilio familiar a petición de los padres, por ejemplo, si tienen que salir al extranjero o seguir un tratamiento médico y no tienen a nadie para cuidar de los niños. En este caso, los padres mantienen la tutela y el menor vive en un centro o con una familia de acogida. En el tercer caso, por ejemplo en una situación de abandono o malos tratos, el IASS se hace cargo de la tutela.

El Gobierno de Aragón tiene a 399 menores bajo su tutela y a 26 en guarda temporal. Estos niños, que necesitan una especial protección, viven en familias de acogida o en centros y pisos tutelados. En la Comunidad hay 9 residencias y pisos de titularidad pública para acoger a menores y otros 20 centros  concertados con convenios.

En estos momentos hay 248 menores viviendo en centros y 230 en familias. Hay acogimientos familiares previos a una adopción y otros no preadoptivos.

“El acogimiento no preadoptivo es un programa poco conocido que cumple una gran labor. Acogemos temporalmente a niños que no pueden estar con sus familias. Les ofrecemos un hogar mientras sus padres biológicos se recuperan o ellos entran en un proceso de adopción”, explica Marta Vázquez, presidenta de la Asociación de Acogimientos Familiares de Aragón (Adafa), que cuenta con 130 familias asociadas. Marta y su pareja, Jesús Fernández, han acogido a 47 menores en once años.

Fuente: Heraldo de Aragón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies